¿Cómo cuidar tus flores preservadas?

IMG_0656.JPG

Encabezado 1

El agua y la humedad dañan las flores, provocando el crecimiento de moho. Mantén tus flores en lugares secos y ventilados.

Los rayos UVA deterioran el color de las flores preservadas. Evita exponerlas a la luz del sol.

Utiliza un plumero suave, pincel o secador de pelo (a mínima potencia y con aire frío) para eliminar el polvo que se pueda acumular.